14

Feb 2022

GLOBAL

Malditas lesiones: el caso de Juan Martín del Potro

El pasado miércoles día 9 de febrero nos despertamos con la mala noticia, de la retirada del que podía haber sido, uno de los grandes jugadores de tenis de todos los tiempos, Juan Martín del Potro. El tandilense fue campeón del US Open 2009, doble medallista olímpico y ganador de la Copa Davis 2016.

Una retirada causada por un calvario de lesiones y recaídas, que le han lastrado durante toda su carrera hasta el punto de decidir poner punto y final a ésta, con un “necesito vivir la vida sin dolor, ya sufrí demasiado” que rompe el corazón a cualquier persona que lo escucha.

Pero por raro que parezca, éste no es el único caso de problemas con lesiones y recaídas. Casos como Andy Murray, Dominic Thiem o el propio Rafa Nadal, son casos de graves lesiones, que en algunos casos se han superado con éxito, y en otros casos (del Potro) les han obligado a dejar el deporte.

Pero el tenis no es el único deporte que sufre de este mal, en Inglaterra se habla que un 45% de los jugadores profesionales de futbol, se retiran por una lesión crónica.

Es por eso que estamos totalmente convencidos que en el futuro será clave la incidencia del trabajo de prevención de lesiones en los deportistas profesionales, de cara a conseguir una carrera mas larga, y una retirada menos dolorosa.

Actualmente, la persona que se encarga de llevar la preparación física es quien se hace cargo también de ese tipo de trabajo de prevención de lesiones, pero viendo los datos y la afectación económica y deportiva que tiene en los deportes, vamos hacia un futuro dónde exista de manera específica, la figura de “especialista en prevención”, que puede sonar raro, pero resulta que ya incluido en muchos clubes de futbol, existe un perfil, bajo el sobrenombre de “re adaptador”, que se encarga de hacer la transición de los profesionales lesionados de la sala al campo, hecho que indica que hay un número de lesiones, suficientemente elevado, como para tener la necesidad de contratar a una figura con este perfil, y viendo esto, no seria interesante contratar a alguien, que se hiciera cargo de reducir el riesgo de lesión que puedan sufrir los deportistas?

Las lesiones pueden producirse de dos formas diferentes, con contacto (de un oponente que da un golpe), o sin contacto (el deportista se lesiona sólo).

En las primeras consideramos que se puede tener poca implicación, pero en las segundas si que creemos, y los datos así lo corroboran, que se puede hacer un trabajo que realmente reduzca este riesgo, aportando una vida deportiva menos dolorosa los jugadores.

Si quieres saber más, en nuestro articulo sobre la prevención de lesiones deportivas, explicamos cuál es nuestro sistema.

Juan Martín, mucha suerte en tu nueva vida, sin operaciones y sin dolor!